Minientrada

Primer concurso internacional de ciencia ficción juvenil

El Instituto Nacional Newberiano, dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación, junto con la Municipalidad de San Nicolás de los Arroyos, invita a jóvenes escritores a participar del Primer Concurso Internacional de Literatura de Ciencia Ficción Juvenil “Damián Menéndez”, que rinde homenaje al escritor nicoleño autor de “La luna habitada. El futuro del Hombre”, obra por la cual San Nicolás, tierra natal de Menéndez, fue declarada “Cuna de la literatura juvenil de ciencia ficción”.

El tema excluyente del certamen es la ciencia ficción. Podrán participar jóvenes de cualquier país del mundo, en las siguientes categorías: de 7 a 12 años, de 13 a 18 años y de 19 a 27 años.

Las obras presentadas deberán ser inéditas; los géneros propuestos son poesía y narrativa. Para el primero de ellos, pueden presentarse poemas de entre cincuenta y quince versos de extensión. En el caso del género narrativo, se debe enviar un cuento de entre una y cinco carillas de extensión en hojas tamaño A4.

La fecha límite para la recepción de textos es el 1.º de noviembre.

http://www.cultura.gob.ar/becas/primer-concurso-internacional-de-ciencia-ficcion-juvenil/

     

Leviatán: El futuro de contar historias

The Creators Proyect es usualmente una gran fuente de inspiración, traduzco acá fragmentos de este artículo.

[Considerando que el futuro de las experiencias cinemáticas es la participación, se perfila ya un tiempo en donde las audiencias podrán interactuar en un entorno narrativo como si de una película o un video juego se tratara. Tal es el propósito de Leviathan, un salto experimental de la técnica cinemática que nos acerca a ese momento futurista.

En Enero, la colaboración de Intel Labs junto a la USC School of Cinematic Arts World Building Media Lab reveló finalmente a Leviathan en la conferencia de CES 2014’s Intel. En este espacio, la audiencia utilizaba Intel Ultrabookstablets para controlar medusas gigantes que sobre volaban a una expectante multitud a través de realidad aumentada. La experiencia no tiene paralelo, una mezcla de ver una película y jugar un videojuego al mismo tiempo. La frase “narrativa inmersiva” apenas comienza a describir la experiencia.

El proyecto integra el universo físico y el digital utilizando una plataforma multimedia que está sentado las bases para el futuro de una posible narración inmersiva.  A The Creators Proyect le fascinó tanto la colaboración entre Intel y USC’s World Building program, que realizó un documental que detalla el proyecto y los resultados sin precedentes que obtuvo.

Hablamos con Scott Westerfeld, escritor de la historia original de Leviathan, Tawny Schlieski de los laboratorios de Intel y con Alex McDowell, el director de World Building program sobre cómo, proyectos como este, están construyendo un futuro en el que las historias ya no sean sólo mostradas sino en donde podamos sumergirnos -literalmente- en ellas.

“Evolucionamos de una linealidad narrativa en el cine y de un guión basado en la narración de una historia a algo que se parece mucho más a un mundo” dice Alex McDowell. No sólo los estudiantes agregaron personajes secundarios -como la especie-de-medusa “Huxley”- a la historia de Westerfeld, sino que transformaron a las criaturas en una amalgama entre personajes cinemáticos y avatars de video juegos. Estas criaturas tenían la posibilidad de ser accionadas vía tablet para seguir a una ballena gigante que flotaba más allá de la pantalla. El entorno virtual de este proyecto era más que elementos para contemplar; el trabajo era navegable, explorable y totalmente inmersivo.

Leviathan apunta a un futuro en el que la unión de juegos de video y cinemática sea una fusión para crear nuevas experiencias. Y mientras el hecho de integrar el mundo de Leviathan es ya una hazaña por sí misma, también resulta impresionante considerar estos experimentos como parte de un nuevo horizonte: “Es realmente difícil adivinar a donde nos van a llevar estas experiencias” dice  McDowell, “realmente nos estamos moviendo muy rápido dentro de este nuevo espacio narrativo”. ]